UNIDAD DE LINFOTERAPIA: DRENAJE LINFATICO MANUAL

Los profesionales de shiam Salud , tienen formación y titulación específica en drenaje linfático por el método del Dr. Vodder. ( DISPONES DE MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL DLM Y SUS PROTOCOLOS EN LA SECCIÓN DE TTOS. MEDICO ESTÉTICOS ,SUBSECCION  DE DRENAJE LINFÁTICO )

 

Consultar también sección  del menú: tratamientos corporales sección drenaje linfatico

 

Está comprobado que el drenaje manual es un masaje que facilita la eliminación de líquidos y toxinas , así como la estimulación de la circulación sanguínea y de los ganglios linfáticos. Es imprescindible tras una cirugía ( lipoescultura, rinoplastia, cirugía de mamas etc..) , para favorecer la recuperación y la tonicidad de la piel, así como para reducir el edema  , la hinchazón y eliminar toxinas y líquidos. 

 

  1. Soluciona problemas derivados de la retención de líquido, hinchazón de piernas y brazos, mala circulación etc. Así como indicado en el tratamiento de la celulitis. Acné.Acné...
  2. Celulitis (la grasa acumulada retiene agua como si fuera una esponja)
  3. Edemas faciales
  4. Varices, ( mejora las arañitas y es un tratamiento preventivo tras una esclerosis de varices para mantener los resultados)
  5. Fibromialgia
  6. Piernas cansadas
  7. Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas)
  8. Edemas linfoestáticos (p.e. en los edemas de brazo tras extirpación mamaria)
  9. (migrañas, dolores de cabeza, vértigo)
  10. postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices.
  11. Enfermedades crónicas de las vías respiratorias (rinitis,asma,  sinusitis, faringitis, amigdalitis...)
  12. Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, distensiones musculares, desgarros musculares , siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas.
  13. Artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas (capsulitis, tendinitis, etc.)
  14. Linfedema congénito ó adquirido.
  15. Edemas en la menstruación
  16. Distonía neurovegetativa (nervios, ansiedad).
  17. Ulceras de decúbito.
  18. Hematomas

 

 

A principios de los años 30 del siglo pasado, el matrimonio danés Emil y Estrid Vodder trabajaban como fisioterapeutas en Cannes, en la Costa Azul francesa. Gran parte de sus pacientes provenían de la húmeda y fría Inglaterra aquejados de enfermedades infecciosas crónicas de las vías respiratorias superiores (sinusitis, faringitis, rinitis, amigdalitis). Lo que más sorprendía a Vodder era que a prácticamente todos ellos se les palpaban unos ganglios linfáticos del cuello hinchados y duros. Intuitivamente se le ocurrió que un suave masaje de estos ganglios mejoraría el estado de salud de aquellos pacientes crónicos, lo cual se confirmó ampliamente en la práctica.

 

Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático, se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier patología se encuentra estancada a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso. ( es decir, pasar el líquido linfático del sistema linfático al circulatorio para su eliminación).

La clave del éxito del drenaje linfático manual está en el drenaje de las proteínas de los edemas linfáticos, que hoy por hoy, no son capaces de drenarse por medios instrumentales (por ejemplo, la presoterapia, que drena sólo líquido intersticial por lo que,  a pesar de ser útil y mejorar la circulación no realiza un drenaje corporal completo).

El objetivo final, es activar la circulación de la linfa, para que ésta no se estanque ni se sature de substancias de desecho o gérmenes nocivos. Las manipulaciones específicas del Drenaje Linfático Manual van dirigidas a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales para su posterior eliminación.