· 

REFLEXIÓN SOBRE EL AMOR :( Analizando un fragmento del libro de Rossetta Forner; "La reina que dio calabazas al Caballero de la Armadura oxidada" )

Aprovechando la feria del libro de esta semana , me han invitado a un evento en el que tomaremos unas cañas y nos leeremos fragmentos de libros que de alguna forma nos han calado o emocionado.Nunca he asistido a nada parecido en un Irlandés y resulta cuanto menos original.  

Me he puesto a pensar que podía leer  y he cogido un libro de la autora Rosetta Forner que habla sobre el amor verdadero que se siente con el alma, y de asumir responsabilidades de lo que uno hace.Lo  he abierto al azar por una página acertada creo, pues llega a mi vida en un momento especial, Y aunque lo leí hace muchos años,me olvidé de que estaba en mi estantería , y debido a este evento  hoy leo precisamente estas páginas y no creo que se deba a la casualidad. Pues todo en la vida pasa por algo, y en el momento preciso. 

 

UN LIBRO MUY RECOMENDABLE

( TÍTULO DEL LIBRO:  " La reina que dio calabazas al caballero de la armadura oxidada ".Rosetta Forner ,  Editorial RBA libros) (Capítulo 9:El Rey que asumió la respnsabilidad de las calabazas que le dio la Reina)

 

(Mis reflexiones están entre paréntesis y en cursiva)

"El texto del libro y las palabras de la autora  lo pongo entre comillas y los ....significan que me he saltado frases o he resumido la idea para pasar a la siguiente frase" 

 

Es un libro interesante , de esos que con metáforas te hacen aprender cosas y que en más de una ocasión se lo he recomendado a alguien como parte de una terapia. Está escrito con una belleza y calidad literaria que no te deja indiferente. Resalta por los  valores que refleja, como la dignidad,el compromiso, la honestidad, la esperanza....la magia y el amor que todos llevamos dentro pero buscamos fuera. Una fábula de reinas , castillos, caballeros , damiselas...Al azar lo abrí por una página que al releerla  de nuevo me impactó por reflejar perfectamente la situación de algunas parejas que sintiendo un amor sincero con el alma , confunden amor con necesidad o sienten miedo a amar a otro por no amarse primero a uno  mismo. En el libro en este fragmento está escrito desde el punto de vista del caballero ( del hombre) él se siente así y decide asumir su responsabilidad por sus actos, como les ocurre a tantas personas que no saben  distinguir el amor sincero,  de la atracción vacía y superficial, con miedo a no estar a la altura sino de mujeres superficiales ( en el libro damiselas de diadema floja) o con los mismos miedos que él, y dejando escapar al único amor de su vida ," La reina", ( mujer honesta,integra,  desinteresada y con calidad de sentimientos, de esas que jamás se olvidan ni se dejan nunca de amar) pero sería aplicable también en el caso de las mujeres con la misma incapacidad del caballero , que haberlas  también las hay.

Voy a reproducir textualmente , pero resumidamente los párrafos de éste fragmento que me han resultado de interés). 

Y comienza así:

Ésta es la historia de cómo siendo un caballero de armadura demasiado oxidada me convertí en Rey.

(Mis reflexiones están entre paréntesis y en cursiva)

 

"La conocí siendo joven. Me enamoré de ella: de la Reina de las Hadas. Ella era un sueño hecho realidad: belleza física, inteligente, culta, elegante y de alma humana, muy humana. No podía apartar mis ojos de ella.Me fascinaban sus ojos , su sonrisa, su luz, su magia. Sentía mariposas recorrerme el cuerpo , el corazón y toda el alma. Me sentía más feliz que nunca. Antes jamás había conocido a nadie como ella, nunca. No creía que pudiesen existir seres así, con esa luz , con esa magia. 

La reina se enamoró a su vez de mi. Y , como era una reina, como tal me trató. Era sincera, abierta , sin máscaras sin corazas, sin armaduras...Era libre en su sentir, en sus demostraciones de afecto, en su volar libre por la vida. Las reinas son así de enérgicas, libres y creativas. Me colmó de bendiciones. Era un hada madrina para mi en todos los sentidos. Pero yo no supe apreciarlo. No supe verlo porque estaba sumido en mi armadura demasiado oxidada de miedo. El miedo me empezó a corroer el alma, me asfixiaba el corazón, me agarrotaba la mente impidiéndome pensar, sentir. Todos los anclajes negativos , las experiencias amorosas con otras damiselas de floja diadema y débil luz me agarraron por el cuello, me taparon los ojos e hicieron que responsabilizase a la Reina de todo lo que aquellas damiselas me habían hecho y yo les había permitido. Mi experiencia con las mujeres de falsa fuerza me tenía dormido el sentido. La ternura que vivía en mi corazón se abrió paso hasta las alas de la Reina, porque su magia daba para eso y más. Pero yo no podía soportar la magia que ella creaba en mi , no podía aguantar que ella consiguiese hacerme hablar de mis sentimientos. 

¿Por qué ?

Porque ello me obligaba a ponerme en contacto con mis emociones, y aquel contacto iba precedido del dolor de todas las ausencias, de todos los miedos no afrontados, de toda la oscuridad no visitada en mi. 

Yo me había criado con una mujer de fuerte carácter , que había aprendido a negar sus emociones, sus miedos y sus sueños ".

 

(  Resumo con mis palabras mi reflexión sobre el significado del siguiente párrafo: Ahora  el caballero reflexiona sobre su infancia con un padre ausente en las cruzadas y una madre distante o inmadura que asumía un profundo dolor y soledad, o así lo percibía él de niño cuando el proceso de individuación no ha tenido lugar.  Y  como aprendió a tragarse sus sentimientos y guardarlos , pues es ese el modelo que le dieron sus padres. Y de como asumió los miedos y desconciertos vitales  de sus progenitores como propios).

 

>" Con esto no quiero librarme de mi responsabilidad en la edad adulta, no. Tan sólo quiero explicar el origen de mi incapacidad para expresar mis emociones ">.

 

( Entonces el caballero ignoraba  que cada persona es responsable de su propia felicidad y que los actos tienen consecuencias ).

 

>" Crecí y me enamoré ( al menos eso creía yo ) de damiselas ausentes de sí mismas

, cuyo corazón estaba necesitado de cariño, de un cariño que ellas no estaban dispuestas a darse ni a proporcionarse a sí mismas. Este estilo psicológico-emocional de mujer me atraía sobremanera, sin saber conscientemente por qué. Mi capacidad de amar estaba trastocada. Yo creía que amar era rescatar a alguien de sí mismo. Por ello me atraían tanto las mujeres que tenían la necesidad de ser rescatadas de sí mismas: las que se hundían en su propia tristeza sin hacer nada para salir adelante, sin pegar una patada al guión que un intruso había escrito para ellas , resignándose a un destino que nadie les había elegido. >"

 

( Reflexión: este tipo de mujer es insegura , con baja autoestima y necesitan de un hombre y de los demás para sentirse reforzadas. Viven un amor destructivo desde la necesidad y la obsesión, el control de la otra persona y no desde la libertad. Harán lo que sea para no perder al objeto de su amor , humillándose, suplicando con  tal de estar con él, pero sienten un enorme vacío existencial, al igual que el caballero). 

 

>" Por eso cuando conocí a la reina no supe qué hacer, pues ella sí que se amaba a sí misma:  era  libre, de alma bella y volaba a su aire el universo de su existencia. Además, no me necesitaba. En cambio yo sí necesitaba su luz, calor y eternidad humanas. Mi alma la añoraba, la deseaba, buscándola desde los inicios de mis tiempos en la Tierra, porque era mi compañera de alma...Sí, éramos almas gemelas...Pero, eso era demasiado para mi, un caballero de oxidadas emociones, de necesitadas damiselas...La reina era expresiva y demostrativa de sus afectos: me amaba, y no se cortaba un pelo  en demostrar su amor. Y yo no estaba acostumbrado a ello .....Me habían enseñado a callarme los miedos...a guardarme los afectos   y los míos me tenían agarrado por la armadura. Esos mismos miedos eran los que hacían que me fijase en damiselas de necesitada diadema. Mujeres que usaban la >debilidad> como arma arrojadiza  con la que alcanzar el castillo del caballero, mostrando que necesitaban retenerte a su lado. Todas las mujeres de mi vida ( hasta que llegó la Reina) me habían hecho creer que me necesitaban para dar aire a su tristeza y ausencia vital. Y el niño que moraba en mi interior, ....se enganchaba a ellas , y ellas a mí. ">. 

"Yo creía que la necesidad era amor. Me atraían las mujeres de necesitado corazón, me daban pena. No sabía cómo librarme de sus cadenas, cuando en verdad eran mis propias cadenas las que a ellas me ataban. Ellas se agarraban a mi sencillamente porque había donde agarrarse - aunque la Reina nunca lo hizo- y yo las dejaba. Y luego, ya enredado en tanta cadena, no sabía como desliarme. Hasta contaminar la relación. Las acusaba de retenerme. Alegaba que no quería hacerles daño, y que por ello me costaba dejarlas, cuando en verdad a quien no quería hacer daño era a mi mismo, ya que irme era reconocer que allí nunca hubo nada que rescatar que no fuera mi propio corazón. .....A la Reina le hice la misma declaración de principios . Le dije que yo no quería hacerle daño, que si un día dejaba de sentir  las mariposas que sentía en el estómago, se lo diría. Cuando se lo dije, lo que en verdad estaba diciendo era: < Verás , Reina guapa. Yo me he enamorado de ti, pero siento pavor ante la idea de tener que afrontar tu ausencia en caso de que se te ocurriese dejarme.....Como no quiero pasar por ese sufrimiento de haberte tenido y perderte. Y como no quiero pasar por ello, la paradoja es la predicción que se cumple a sí misma, ...como tengo miedo a que me dejes sin tu amor ,,,,,prefiero darte una patada y largarte de mi vida, aduciendo que tu sientes más que yo.....me aterra pensar que no soy suficiente como para retenerte a mi lado......Y yo Reina mia , tenía tanto miedo de que no te quisieses quedar junto a mi el resto de tu vida que el miedo me hizo perder de vista tu capacidad de amar , y la calidad incondicional de tu amor por mí. Por eso le di un puntapié a tu corazón. Tengo que perdonarme por ello...perdóname por no haber valorado tu luz, por haber necesitado que me necesitases, por no haber sabido disfrutar del regalo de tu amor. Te echo de menos.

Tenías razón, cuando uno no se ama a sí mismo, ni puede valorarse ni puede apreciar los regalos del universo........En mi desvalorización sólo supe echarte en cara tu magia, criticar tu luz...... Yo no sabía lo que era amar hasta que te conocí a tí. Pero como nunca había sentido amor de verdad , no supe reconocerlo. Me dejé enredar en mis miedos e inseguridades. Pensé más en lo que podía perder si tú estabas en mi vida.  ¿Sabes qué iba a perder?. Copas , noches de juerga insulsa, damiselas vacias y todas esas estupideces...Y decidí que todo eso era más importante que tu amor. De haberme querido a mí mismo hubiese valorado el milagro de tú presencia en mi vida, y es que un ángel no cruza mi cielo todos los días, ni posiblemente vuelva a cruzarlo nunca más. ....Ahora que no estás, sé que te amé más de lo que me atreví a reconocer......tu ternura era tan única , que nunca la hallaré de nuevo a menos que consiga hacerte volver a mi vida...Maldigo mi armadura oxidada de miedos..Todos mis amigos estaban igual...Por eso creía que ra normal que las mujeres fuesen damiselas y no reinas. Una reina era mucho para mi...pero  algo en mi me hizo pedirle una segunda oportunidad . Ella no debió entender nada ... El miedo no deja pensar con claridad.  Le dije que no estaba enamorado de ella ...Eso no me lo creía ni yo. Pero me quise convencer de ello. ...la criticaba, la mentía  y mantenía amistades femeninas a ralentí ..por si decidía usarlas para darle celos...La reina claro , me dio con la corona en los morros.  Perdí a la Reina. Ni tan siquiera me suplicó que no la dejase. Sólo me habló de lo que ella anhelaba en su corazón , ...asumió su dolor y se fue a llorar su tristeza. ..Debió pasarlo muy mal...Yo también lo he pasado muy mal, la he echado de menos y me lo he negado. Ella al menos nunca se negó a sí misma su emociones....

 Me dediqué a hacer distinciones entre el amor y los sentimientos , alegando que amar y tener sentimientos por alguien no es lo mismo."

 

( Quién no se ama , tiene miedo a amar, y se suele confundir las mariposas y la pasión de los  inicios  con los verdaderos sentimientos, alegando que no está enamorado. Buscando justificaciones y racionalizando con excusas para pasar de una relación a otra sin sentido,justificando así su comportamiento y  buscando algo que no encontrará , buscando satisfacer su ego con parejas  con las que confunde la pasión con el amor,  a las que cree salvar, que le necesitan y se obsesionan porque tampoco se quieren a sí mismas . Se crean relaciones de dependencia , destructivas , basadas en el engaño y en una fantasía que acaban igual que empezaron de manera superficial y vacía ). 

 

" Una Reina cruzó mi vida , una reina me amó. Y yo le dí calabazas a mi corazón. La Reina se fue.Las Reinas no juegan con los sentimientos , ni aceptan que nadie juegue con los suyos. Las reinas dan calabazas a las armaduras oxidadas. Las reinas aman los corazones abiertos..son generosas... y dan segundas oportunidades pero las armaduras asfixian el amor."

 (una mujer segura , que se ama a sí misma, que te ama pero no te necesita , no acepta migajas , no te comparte con otras, no va detrás de ti, ni suplica , ni quiere a nadie a su lado que no esté al 100% y libremente.)

 

" Ella era tan humana, tan mágica...y yo tan memo. .....Una Reina cesada no procede igual que una damisela , no. Una Reina cesada se va de viaje, procura reorganizar su vida, recoge remos y sigue adelante hacia su destino sin mirar atrás. Si quieres alcanzarla has de correr lo tuyo...y jurar que nunca le volverás a torpedear el alma con tonterías de caballero de armadura oxidada"

 

( Una mujer ( o un hombre) segura/o , con los sentimientos claros y que se ama de verdad , claro que sufre y vive su duelo, pero  sigue con su vida , reorganiza y empieza de cero si hace falta. Se cae y se levanta mil veces porque no debe cargar con alguien que no la valora , que no sabe luchar y que no sabe limpiar ni deshacerse de su armadura. Una mujer así , quiere un hombre de verdad no un niño al que hacerle de madre. Quiere un compañero de camino , de vida: Por  muy profundo que sea ese amor , si el caballero no quiere reconocerlo por si mismo no hay nada que podamos hacer, excepto buscar nuestra felicidad dentro de uno mismo y no en los demás.A veces las personas necesitan aprender cosas para empezar a darse cuenta de lo que es amar . Unas veces reaccionan y pueden rectificar y otras nunca lo hacen. Pero todo tiene un momento preciso y cuando el amor es sincero si ambos se dan cuenta a tiempo se puede recuperar . Para algo existen las terapias de pareja. Todo es posible cuando se hace por iniciativa propia y se reconocen los errores y hay de verdad un compromiso de cambio o de evolucionar. ). 

 

" Ella me amaba y aún me ama. Puedo sentir su amor en mi alma. Y mi alma también la ama. ...No pude ni me dio la gana de admitir el sentimiento de mi alma. Lo rechacé y punto.....armadura de miedo oxidada de miedo a vivir el amor de mi vida. ...Haría bien en ir a una escuela del alma donde aprender a disolver los quistes de temor del corazón.

" Una segunda oportunidad! Si me la da , nunca volveré a echarla de mi vida. Sin ella mi vida se queda fría...Puedo refugiarme en mi armadura oxidada...pero a una Reina nunca se la olvida...Debía haberme dado cuenta en seguida de que era merecedor de lo que el destino me había enviado...No debí rechazar el regalo que mi alma me hizo. Una segunda oportunidad sólo te la concede un ángel". 

 

( Cuando se vive un amor de verdad nunca se olvida. Aunque te lo niegues a ti mismo por tus miedos , y te refugies en múltiples relaciones, una vez pasadas las mariposas  iniciales de todas esas relaciones , sentirás un gran vacío y añoranza de ese amor  que no supiste reconocer. Tristeza , desolación y soledad , aunque pases de una relación a otra. La respuesta en tu interior , en tu alma , ahí es donde debes buscar tu felicidad y entonces lo demás y las personas adecuadas y el amor perdido fluirá.). 

 

Un libro Maravilloso que merece la pena leer. 

Se lo dedico a todas las Reinas y Reyes que saben lo que quieren y se aman a sí mismos . 

 

 

Reflexiones Realizadas por : 

 

Soledad Hermoso Izquierdo 

Psicóloga colegiada M - 15249. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0