· 

PAREJA: ¿Marido Perfecto o perfecto cabrón? Infidelidad patólógica

La infidelidad en la pareja es uno de los más habituales motivos de consulta en terapia de pareja,  ya que produce una profunda crisis que hace que la víctima de la misma se cuestione la confianza y la  veracidad de todo lo vívido en la relación con esa persona. Cuando uno de los miembros de la pareja es infiel, rompe a su palabra y al compromiso de lealtad con el otro. Tambaleándose los cimientos de una relación de igual a igual , dónde la víctima es engañada y privada de  la oportunidad de decidir, se traiciona la confianza y se juega con los sistemas de valores de las personas. El infiel se instala en la mentira y en la doble moral, llevando una doble vida, pero hay diferentes tipos de personas infieles. En este análisis vamos a centrarnos en los hombres infieles , aunque las características de personalidad pueden ser similares en las  mujeres infieles.Voy a diferenciar dos tipos de perfíl de los que más se ven en terapia. 

 

El hombre mujeriego : Este tipo de hombre es aquél al que se le ve venir, y no esconde lo que es,  todo el mundo sabe que tiene múltiples relaciones y que le resulta muy difícil ser fiel. En ocasiones hasta presume de ello. su perfil de personalidad es el de un hombre que necesita ser alabado y admirado por las mujeres, disfruta con cada nueva conquista porque le hace sentirse seguro. Domina el arte de la conquista y le gusta seducir, no suele sentir ninguna empatía ni tampoco tiene culpa alguna por su comportamiento, ya que la fidelidad no está dentro de us sistema de valores y no es relevante para él.  Esconde una  inmadurez emocional,  inseguridad en si mismo y alguna carencia afectiva que le impide intimar a un nivel profundo, por lo que pasa de una relación a otra y a veces las simultánea. Sin embargo ,nadie se sorprende de esto porque es una forma de vida y hasta puede presumir de ello.Hay casos en los  que pueden sentar la cabeza si alcanzan a  madurar emocionalmente y podrían llegar a enamorarse de verdad , consiguiendo dejar  esa fase atrás y tener una relación estable , en otros lo convierten en su forma de vida y nunca encuentran lo que buscan , pues se quedan siempre en la fase de enamoramiento, novedad y puras reacciones químicas , que no dura mucho. 

 

El  que yo llamo marido perfecto o perfecto cabrón , es el perfil de hombre perfecto ,ese por el que ponemos las manos en el fuego ,que muestra amor incondicional por su pareja,   que presume o transmite unos valores morales , o principios que en algún momento tuvo pero que no consigue ser fiel a los mismos, puesto que es  también infiel por naturaleza y mentiroso patológico. 

Este tipo de perfil es aquél  que cuando salen a la luz sus andanzas o conquistas amorosas nadie puede dar crédito  y  ninguno de sus conocidos puede creerlo , pues transmite y muestra tener una relación de pareja envidiable , cómplice y armoniosa. En la mayoría de los casos es cierto que existe,  o al menos existió  esa relación de pareja sincera y envidiable y también es cierto que este hombre posee unos valores y principios , pero no consigue ser fiel a los mismos lo cual le produce mucha ansiedad . La diferencia con el tipo anterior es que éste si siente culpabilidad y sufre mucho porque su comportamiento no es acorde con los valores que defiende , y porque la mayoría de las veces si ama a su pareja y tiene cierto miedo a ser abandonado por ésta, lo que le lleva a mentir y hacer de la mentira su forma de vida. Se esfuerza por ocultarlo no sólo a su pareja , sino también al resto de su circulo más íntimo, pues no quiere ser juzgado por su comportamiento y en el fondo no quiere perder a su mujer ni la estabilidad conseguida con ella. Llega un momento que la verdad sale a la luz y la doble vida se desmorona. 

En ambos casos hay detrás inmadurez emocional ,  problemas de comunicación, inseguridad, baja autoestima, necesidad de reafirmación y de gustar y seducir. La amante/es suponen  la  relación oculta, la divertida , dónde hay novedad y cero responsabilidades que le permiten escapar de la rutina o de los conflictos o problemas de la vida a los que no es capaz de enfrentarse por falta de recursos emocionales y porque  a veces confunde el enamoramiento ocasional de los inicios de una relación ( explicables por la liberación de hormonas ) con algo más . 

En este caso , el marido perfecto  establece múltiples relaciones esporádicas sin compromiso y así se lo transmite a sus amantes,  pues no quiere arriesgar su matrimonio, porque la culpa le hace sentirse muy mal y porque si ama a su mujer.Pero su ego no le permite dejar de seducir y conquistar, a veces no es tan importante  tener relaciones sexuales como el hecho de gustar, de  dejarse llevar por sus impulsos, de no saber decir que NO .  pero la cosa se complica cuando alguna de estás amantes quiere algo más y se encapricha, se engancha y se obsesiona buscando una relación estable, montándose la película de que este hombre no ama a su mujer y no tiene relaciones íntimas con ella. Nada más lejos de la realidad , pues ningún hombre dice la verdad a sus amantes sobre la relación con su mujer,  si la aman y si tienen relaciones sexuales con sus mujeres . Además , muy rara vez dejan a su mujer por su amante , y si lo hacen  es porque les explota en la cara la infidelidad  , pero no suele durar. Estas relaciones se han iniciado sobre un doble juego de mentira y se basan en la novedad , el morbo del ocultamiento y la doble vida, no es real , son pura fantasía, y cuando desaparecen estos componentes que le dan morbo,  no se pueden sostener. En otra ocasión hablaremos del perfil de la amante , y de la amante a su vez infiel , pues a veces son también mujeres casadas o con pareja, detrás de las cuales se esconden mujeres con muy baja autoestima, que son capaces de compartir al hombre con la esposa esperando que el hombre cumpla su promesa de irse con ella ,confunden amor con dependencia ,y convierten la relación en una competición con la esposa oficial pues quieren ser la elegida y ocupar su lugar. 

Este tipo de hombre infiel tiene un gran conflicto interno entre sus actos y sus valores, entre lo correcto y lo incorrecto , y una lucha interna porque sabe que hace daño y tiene mucho que perder , pero no deja de hacerlo porque le dominan sus impulsos.Busca algo que no encontrará en esas relaciones porque debería buscar dentro de si mismo. 

 

Para terminar,  algunas preguntas : 

 

¿Se puede dejar de ser infiel? Si , siempre y cuando el infiel sea consciente de lo que pierde por sus actos y quiera dejar de serlo por él mismo, recuperando la empatía y la igualdad en la relación ,  por su propio crecimiento y sus valores. 

 

¿Se puede recuperar una relación tras una infidelidad? Si , recuperando la confianza por ambas partes, con compromiso  por ambas partes y trabajando sobre los diferentes  aspectos ( aceptación de la infidelidad, perdón y recuperación de intimidad y confianza y complicidad). 

 

Soledad Hermoso 

Psicóloga M 15249. 

www.shiamsalud.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 0